Blog de Tendencias para las Novias Chilenas y Latinoamericanas
READING

8 trucos para deshincharte en sólo unos días

8 trucos para deshincharte en sólo unos días

Sentirse hinchada te estresa e impide que te muevas con naturalidad. Revisa aquí cómo deshincharte y evitar esto en tu matrimonio.

Sentir que de repente te convertiste en un globo es muy incómodo. Sin importar si estás tratando de perder peso activamente, o simplemente estás contenta con tu físico, la hinchazón te puede bajonear. En el peor escenario, te puede hacer pensar que has ganado muchísimo peso, lo cual es probablemente irreal.

Hincharse y ganar peso se sienten de la misma forma, por lo que es muy difícil diferenciar entre ambos, indica Abby Langer, dietista. Sin embargo, no son para nada parecidos. La grasa es muy distinta de los gases y el agua, los cuales muchas veces contribuyen a la hinchazón, y la grasa llega a tu cuerpo de manera mucho más lenta.

Así que cuando sientas que has ganado peso durante la noche, o incluso en el transcurso de un par de días, debes echarle la culpa a la hinchazón en vez de pensar que has engordado. Ahora que sabes distinguir un concepto de otro, aún nos queda una duda pendiente: ¿existe alguna forma de deshincharte rápidamente? Por fortuna, la respuesta es sí :).

Saca lápiz y papel, porque esto tienes que dejarlo enmarcado y guardarlo como hueso de santo para prepararte de la mejor manera para tu matrimonio.

1. Intercambia todas tus bebidas por agua.

Woman Drinking Water from a Glass --- Image by © Royalty-Free/Corbis

Puede sonar contraproducente, pero beber mucha agua no te hinchará, dice la nutricionista. Tu cuerpo generalmente se sostiene con agua para no deshidratarse, pero si constantemente lo nutres con agua, eso le da permiso de enjuagarse con ella. Asegúrate, eso sí, de consumir agua consistentemente durante el día, dice Langer, quien recomienda tomar alrededor de 1 litro y medio por día.

No es sólo que el agua les gane a todas las otras bebidas en términos de hidratación, en el caso de las bebidas carbonatadas, las burbujas llevan aire directamente a tu estómago, lo que puede darle un duro trabajo a tu cuerpo para procesarlo. ¿El resultado? Tu cuerpo se sentirá como una distendida industria de gas. Aprende a tomar más agua para deshincharte.

2. Evita el azúcar de alcohol.

Las comidas que están constituidas de azúcar de alcohol, que son técnicamente edulcorantes naturales, igual pueden hincharte. Estos edulcorantes – xylitol, mannitol y sorbitol por mencionar a algunos – son usados en todo, desde chicles a barras energéticas, dice Langer. Éstos juegan con tu tracto gastrointestinal y pueden ocasionarte gases y calambres, hinchazón e incluso diarrea si los comes en demasía.

Estos poco placenteros síntomas son un indicio de que a tu cuerpo le está siendo complicado romper estos edulcorantes en el proceso digestivo. Además, está el hecho de que estos edulcorantes están presentes en casi todos los alimentos altamente procesados.

3. Pon atención a tu ingesta de fibra.
deshinchar1

La fibra es la llave para mantenerse sanos. Mantiene tu sistema digestivo andando sin problemas y te ayuda a sentirte saciado por más tiempo, lo que es un plus si necesitas bajar de peso. El problema es cuando pasas de comer muy poca fibra a muchas cantidades en poco tiempo, como cuando decides cambiar tus hábitos alimenticios para estar más sano.

Comer fibra en exceso cuando no estás acostumbrado, puede hacerte sentir hinchado, indica la nutricionista. Mucha fibra puede ser complicado de digerir, generando gases. Langer recomienda consumir 20 a 25 gramos de fibra por día y toar mucha agua junto con cualquier alimento fibroso, para ayudar a tu cuerpo a digerirlo más fácilmente y puedas deshincharte.

4. Elije tus frutas y vegetales sabiamente.

Algunas verduras y frutas pueden hacerte sentir hinchado tanto como la comida chatarra. Frutas como las cerezas, duraznos, uvas y mangos pueden hincharte aunque tienen muchísimos beneficios nutricionales. Estas frutas son sanas, pero naturalmente tienen mucho azúcar.

Cuando estás tratando de llegar a tu figura natural, mejor quédate con frutas como arándanos, fresas, melón calameño o cantalupo y naranjas, que tienen menos contenido de azúcar. Además, suelen venir muy aguadas o jugosas, lo que ayuda a deshincharte.

En tanto, respecto a los vegetales, los crucíferos como los repollitos de bruselas, el brócoli y la coliflor están repletas de rafinosa, el mismo compuesto que produce gases cuando comes legumbres o frijoles. Mejor elije las verduras que tienen alto contenido de agua, como el pepino y zapallo italiano, que son perfectas si quieres deshincharte.

5. Dale descanso a los carbohidratos.

deshinchar2

Además de ser deliciosos, los carbohidratos no son tu enemigo. Ellos son el combustible para tu cuerpo, por lo que los necesitas y punto. Pero para poder crear glicógeno, una forma de energía que se guarda en tus músculos e hígado, las moléculas de carbohidratos se unen con el agua, indica Langer.

Es por esto que, mientras más carbohidratos comas, más agua necesitará tu cuerpo, y más hinchado te sentirás. De todas maneras, sigue siendo una mala decisión quitar completamente los carbohidratos de tu dieta, pero si quieres deshincharte, puedes dejarlos por un día y comer sólo verdes y proteínas.

6. Mantente callado cuando comes y masticas.

A veces no se trata de lo que comes, sino cómo comes. Cuando hablas mientras comes o comes muy rápido, dejas entrar mucho aire a tu tracto digestivo junto con la comida, dice la nutricionista.

En vez de conversar mientras masticas, haz un esfuerzo consciente de comer despacio (mastica tu comida lo más que puedas para que sea más fácil de digerir, lo que puede deshincharte), y sólo habla entre bocados.

7. Destierra la comida salada.

deshinchar3 deshincharte

Cuando tu sostén se está sintiendo muy apretado como un corset, una solución puede alejarse de las comidas ricas en sodio. Cuando comes sal, tu cuerpo retiene agua para intentar mantener el balance apropiado en tus vías sanguíneas, dice Langer.

Ella recomienda mantenerse en menos de 2.500 miligramos de sodio al día si es posible, y nuevamente, tomar agua durante el día es la clave.

8. Revisa tus porciones.

Los fines de semana y festividades hacen de esto una tarea casi imposible, pero superar las porciones que nos corresponden es una de las razones por las que nos sentimos inflados. Mientras más comida metas a tu estómago, más hinchada te sentirás.

Recuerda que se trata de moderación. Un par de regaloneos por aquí y por allá no resultarán en ganar peso, pero no olvides balancear tus porciones.

Comentarios

Comentarios


Periodista y Editora de "El Mejor Sí".

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
ÚLTIMAS IMÁGENES